Goteo de miradas: abril 2014

miércoles, 30 de abril de 2014

Ahora, que soy música...

© Sandra Franco Álvarez
Las melodías son dulces porque las historias que las empujan son inquietantes.
Las tienes que dejar escapar.

Cuando aprendí a hacerlo, cerré los ojos por primera vez.
De esa manera, ni siquiera las conozco.

Antes no era así. Antes, antes de ser música,
procuraba que cada cosa estuviese en su lugar,
que cada nota hiciese lo que tenía que hacer,
que el silencio silenciase,
que las voces acallasen,
que los oídos escuchasen,
y que las palabras dijeran.

Ahora,
            ahora que soy música,
                                               cierro los ojos.
Un texto de Daniel Martín

miércoles, 23 de abril de 2014

Libros que aman

© Sandra Franco Álvarez

Libros que no lo son tanto.
Libros que libran.
Otros que pesan: mejor dejarlos en el camino,
                                                                         por ahora.

Libros que ríen a carcajadas.
Libros que lloran sin kleenex a mano.
Otros que saltan de estanterías en estanterías,
buscando sustentos en otras manos
                                                        que no sean las mías.

Libros que beben agua.
Libros que escupen cientos de palabras que no conozco.
Otros que se balancean en el borde del precipicio
esperando a que los empuje al olvido definitivo
o al abismo del recuerdo perenne,
                                                       en caso de que existiera.

Libros que arden y soplan impetuosamente.
Libros que agitan el pecho y nublan la vista.
Otros que pacientemente aguardan
el gesto constante del que busca infinitas vidas.

Libros, libros, libros,
                                  libros que aman.

Un texto de Daniel Martín Castellano